PARA LAS ELECCIONES DEL MEDIO TERMINO, LOS POLITICOS DEBEN CONECTAR CON LOS VOTANTES DE FORMA EMOCIONAL

A lo largo de esta década mucho se ha comentado ya sobre los cambios que implica el avance de las nuevas tecnologías para la comunicación y para nuestras vidas en general.

Diariamente estamos expuestos a altísimos niveles de información y somos objeto de la persuasión de cientos de marcas.

Constantemente estamos generando datos y al mismo tiempo recibiendo estímulos visuales, auditivos y hasta olfativos que nos invitan a seguir determinados comportamientos. Todo esto hace que vayamos desarrollando, consciente o inconscientemente, barreras o filtros en nuestro cerebro para ir asimilando toda esa cantidad de información.

En el caso de la red social YouTube los anunciantes tienen un lapso de 5 segundos para captar la atención del potencial consumidor antes de que aparezca la opción de “saltar anuncio”.

5 segundos, un click y todo el esfuerzo económico, profesional y material para hacer una pieza audiovisual efectiva puede irse a la basura.

Como todo cambio, la realidad nos obliga a adaptarnos. Cabe preguntar entonces ¿Por qué seguir insistiendo en diseñar campañas de mediados del siglo pasado?

Tomemos como ejemplo el  comercial político de Gil Cisneros para el Congreso, diseñado por el Comité Demócrata de Campañas Congresionales (DCCC por sus siglas en ingles). Con menos de 6 meses antes de las elecciones de medio termino en Los Estados Unidos, comerciales como estos, aunque tienen buena intención y se entiende la meta de conectar con el electorado Latino, todavía le falta mucho por desear.

En parte, el comercial es predecible, contiene el típico esquema político, con falta de creatividad.

Los comerciales políticos que solamente se enfocan en enseñar la hoja de vida del candidato, lo que ha hecho, y las promesas por cumplir, pierden a la audiencia

Ante la importancia que revisten las próximas elecciones de medio mandato en los Estados Unidos, considero necesario reflexionar sobre la eficacia que muchas de las campañas puedan estar teniendo y que puedan tener si se desea movilizar a los votantes.

En el caso del Partido Demócrata es preocupante el estilo de comunicación utilizado en algunas campañas parece ser muy conservador, lo cual lejos de ser una simple crítica, podría convertirse en la oportunidad perdida para aprovechar la misma campaña que Trump realiza en su contra con su política de Reality Show en perjuicio de los Estados Unidos.

Si el Partido Demócrata quiere movilizar a su gente, cosa que es necesario y vital, tienen que utilizar estrategias acordes a estos tiempos para hacerlo.

Este articulo originalmente fue publicado en Your Political Report