“La mejor alianza no es una coalición partidista, sino una coalición ciudadana” – Entrevista a Claudia López

Por Juan Andrés Misle

Claudia López es politóloga y actual senadora de la República de Colombia. En diciembre 2016 la senadora López anunció su precandidatura presidencial de su partido la Alianza Verde para disputar las elecciones presidenciales  en 2018. 

En un diálogo con Latino Giant, la senadora de la Alianza Verde nos habla de su propuesta anticorrupción, el futuro de los procesos de paz entre las Farc y el estado Colombiano, entre otros temas.

Háblenos de su “Consulta Popular Anticorrupción.” ¿Qué es y en qué se diferencia con lo que ha promovido el ex presidente Álvaro Uribe en su reciente marcha contra la corrupción?

C.L: La consulta popular  es un mecanismo de participación ciudadana muy exigente en el número de firmas (5 millones) y votos requeridos para su aprobación (11 millones), sin embargo, tiene la gran ventaja de que una vez recolectadas y verificadas las firmas y logrado los votos en las urnas, esta debe implementarse obligatoriamente. Es decir, si el Congreso se niega a aprobar las normas anticorrupción ordenadas por la Consulta, el Presidente deberá sacarlas por decreto.

Claudia4

Los siete mandatos anticorrupción que propone nuestra Consulta son: 1. Reducir de 40 a 25 salarios mínimos los salarios de los Congresistas. 2. Cárcel común para corruptos, sin ningún tipo de privilegios y con la posibilidad de cancelar sin indemnización todos sus contratos con el Estado. 3. Todas las entidades públicas y territoriales estarán obligadas a usar pliegos tipo para reducir la manipulación de requisitos y la contratación a dedo. 4. ¡No más mermelada! Que el presupuesto de inversión de alcaldías, gobernaciones y nación, se desglose y priorice en Audiencias Públicas. 5.   Congresistas deben rendir cuentas sobre su asistencia, votación, gestión legislativa y política. 6. Establecer como requisito para posesionarse y ejercer el cargo, publicar anualmente las declaraciones de bienes, renta, impuestos y conflictos de interés a todos los elegidos por voto popular. 7. Limitar a máximo 3 períodos la permanencia en las corporaciones públicas como Concejos, Asambleas, Cámara de Representantes y Senado.

Respecto a la propuesta de Álvaro Uribe tengo entendido que desde el mes de marzo empezó a recoger firmas con “múltiples propósitos” para buscar respaldo en esta “lucha contra la corrupción”. Sin embargo, yo pienso que la última persona con autoridad moral para hablar sobre este tema es él y su círculo que ha ganado elecciones con mentiras y con acciones ilegales como la plata de Odebrecht.

De ser usted la candidata oficial a la presidencia para la Alianza Verde — y ganar la presidencia — se convertiría en la primera jefe de estado de un partido ecologista. ¿Qué le traería de distinto a los colombianos un gobierno de la Alianza Verde que no le pueden traer un gobierno tradicional?

C.L: Desde que se hizo pública mi precandidatura, siempre he sido muy clara con cuál sería el eje que tendría mi campaña presidencial, siempre he dicho que acabada la guerra nuestra prioridad ahora debe ser la lucha contra la corrupción. Además, el objetivo de mi campaña no será el electorado del país, sino el otro 80% de los colombianos que según las encuestas no se encuentra representado en ningún partido y que en la actualidad no votan, ni participan porque ya no confían en la política, ni en los representantes que los gobiernan y que al otro día salen salpicados en las noticias por corrupción, la garantía anticorrupción que le puedo ofrecer por ahora al país, es la Consulta Popular que estoy promoviendo.

Por otro lado y respecto al tema ambiental, cabe recalcar que desde el Congreso he liderado varios proyectos para el cuidado del medio ambiente en pro del agua, los páramos, la Amazonía, contra el Fracking, etc… Además de nuestra Ley Probici, la cual la Presidencia de la República sancionó, porque esta pretende promover prácticas saludables, instaurar una cultura de sostenibilidad ambiental y fomentar una política de movilidad alternativa, por lo que pienso seguir insistiendo en asuntos como este y otros.

¿Qué lecciones se pueden aprender de la campaña presidencial de Antanas Mockus, quien fue el candidato presidencial del entonces Partido Verde? ¿Volvería a rechazar una alianza con el Polo Democrático Alternativo y otros grupos de izquierda?

C.L: Yo pienso que ya es hora de transformar la política de nuestro país, las alianzas con partidos o movimientos políticos tradicionales son las que han hecho que el “establecimiento” permanezca en el poder. Insisto, mi interés no es ni con las maquinarias de derecha, ni con las coaliciones de izquierda, es con la gente, lo que hoy necesitamos es una gran unión independiente que invite a la ciudadanía a involucrarse y a participar en las decisiones del país.

Claudia2

La mejor alianza no es una coalición partidista, sino una coalición ciudadana, por eso pienso que es una maravilla que para hoy ya hayan múltiples liderazgos con credibilidad y coherencia de vida pública, que puedan gobernar dignamente nuestra nación y que tengan toda la autoridad moral para trabajar de la mano de la ciudadanía.

Usted apoya los procesos de paz entre la Farc y el estado Colombiano. ¿Cómo ve el proceso de implementación de los acuerdos de lado y lado?

C.L: Como siempre he estado comprometida con el proceso de paz, convoqué el pasado martes 25 de abril un debate de control político sobre la implementación de los Acuerdos de paz, en este hicimos un balance de lo bueno, lo regular y lo malo y tratamos temas como: 1. Estado de las zonas veredales de transición y normalización. 2. Medidas de protección a líderes sociales. 3. Programas de sustitución de cultivos ilícitos y 4. Dejación de armas y desmovilización.

En la Comisión Primera de Senado cité al Ministro del Interior, al Alto Consejero para el Posconflicto, el Fiscal General, al Director de la Unidad Nacional de Protección y el Defensor del Pueblo para responder por los avances en la implementación de los Acuerdos de Paz.

Del debate puedo concluir lo siguiente:

Inicialmente destaqué como puntos positivos de la implementación del Acuerdo de Paz, el cese bilateral al fuego, la concentración de 7.038 guerrilleros de las Farc en 19 Zonas Veredales y 7 Puntos de Normalización y que a la fecha existen 6.900 armas en proceso de dejación, en conclusión se puede decir que la violencia ha disminuido.

Con respecto a lo regular de la implementación, señalé que ha faltado atención en la adecuación de las zonas veredales, que no se ha construido institucionalidad derivada del acuerdo, ni una implementación normativa, ni se ha dado puesta en marcha a la JEP. Respecto a las Farc, indiqué que uno de los puntos donde más se demoraron, fue en la entrega de la lista de menores de edad donde se logró con presión el reporte de 60 adolescentes que estaban en la tropa de las Farc.

Finalmente y en cuanto a lo negativo de la implementación, denuncié que el Gobierno no está ocupando el territorio en municipios que antes tenían presencia las Farc, no se están sustituyendo las economías ilícitas y se ha incrementado la violencia contra líderes sociales. Por ahora seguiremos al margen de todo lo que rodea el Acuerdo de paz, pues tenemos que garantizarles a los colombianos esa paz estable y duradera que tanto respaldaron.

Aproximadamente 56 millones de personas salieron de la pobreza en América Latina en la última década a la vez que se experimentó un fuerte proceso de integración regional. Sin embargo, con el colapso en los precios de las materias primas y los escándalos de corrupción de Odebrecht en varios países, ha quedado evidenciado la fragilidad institucional que amenaza con retroceder las conquistas sociales de muchos países. ¿Cómo ve el futuro de América Latina?

C.L: En general puedo decir que la corrupción sigue siendo uno de los monstruos más grandes que hoy tienen azotado el continente, pero también lo es la democracia, por ejemplo hoy Venezuela atraviesa una situación de crisis general. En América Latina se acabó la ola de la izquierda que surgió como una fuerza renovadora, que ganó gobiernos y legitimidad. Esa cresta ya pasó. En cambio países como Venezuela se empecinaron en profundizar un sistema antidemocrático y una tendencia económica insostenible, el cual combinó esas dos cosas y terminó siendo un desastre. Y la que era la izquierda moderada, la izquierda de ejemplo, la más modernizante, como lo fue en Brasil anda sumida en una crisis de corrupción. Yo espero que lo que se venga ahora sea una nueva ola de cambios y muy seguramente con el fin del conflicto armado en Colombia las perspectivas impulsarán cambios importantes para todo el continente.

De <a href="//commons.wikimedia.org/w/index.php?title=User:Patty_Suesc%C3%BAn&action=edit&redlink=1" class="new" title="User:Patty Suescún (page does not exist)">Patty Suescún</a> - <span class="int-own-work" lang="es">Trabajo propio</span>, <a href="http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0" title="Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0">CC BY-SA 4.0</a>, <a href="https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=49454663">Enlace</a>

Claudia López es senadora de la República de Colombia por la Alianza Verde.

Puede seguirla en Twitter @ClaudiaLopez