Joven latina sufre el fallecimiento de su madre y eso la motiva a ayudar a los demás

Mariana Umaña es una joven venezolana de 23 años, nacida en la ciudad de San Cristóbal. Al conocerla nos impacta de inmediato su risa fácil, su optimismo y su elocuencia, ¡definitivamente la blogger es una persona que cautiva desde el primer instante! De hecho, Mariana nos relata que, ya desde pequeña, le encantaba hablar, bailar y socializar con los demás, aficiones que –sin lugar a dudas- sigue poseyendo en la actualidad.

Sin embargo, al profundizar un poco más nos damos cuenta de que no todo en su vida ha sido color de rosa. Pero precisamente han sido estas dificultades las cuales la han dotado de un gran sentido de empatía y ayuda al prójimo, además del marcado positivismo y optimismo que ya hemos comentado. Mariana ha aprendido a enfrentar la vida con una sonrisa en el rostro, sabiendo ahora que tiene la fortaleza y las capacidades para lidiar con lo que sea que venga.

Remontándonos al pasado, debemos mencionar que a la edad de 17 años Mariana abandonó su país natal, donde cursaba los estudios de Periodismo, debido a la grave crisis económica, política y social que este atravesaba. Sola, metió en dos maletas lo que de ahora en adelante sería su futuro, y emprendió el rumbo hacia EE.UU, país que la acogió con brazos abiertos y donde la joven reside hoy en día. A pesar de que no ha sido un camino fácil, Mariana vive con la convicción de que tomó la decisión correcta y se siente muy afortunada por pertenecer a dos países tan maravillosos. Llevando sus raíces latinas en alto, ella representa el ejemplo ideal de trabajo duro, perseverancia y valentía.

Finalmente, en el año 2017, Mariana decidió dedicarse de lleno a su pasión y creó el blog Mariana US, un espacio pensado para compartir con su comunidad, publicar contenido alusivo a sus viajes, moda, recomendaciones de belleza y estilo de vida. Desde sus primeras publicaciones, el material fue todo un éxito, recibiendo una grata acogida por parte de su público. La blogger se revelaba como una personalidad honesta, accesible y espontánea, quien se preocupaba activamente por sus seguidores y se interesaba por conocerlos.

Sin embargo, en noviembre del mismo año ocurrió un acontecimiento que marcó su vida y sus futuras decisiones. Mientras su madre, Libia, se encontraba de vacaciones visitándola en EE.UU –después de meses de separación- sufrió un paro cardíaco y un derrame cerebral, derrumbándose en sus brazos.  Tras días de tristeza e incertidumbre, el Cielo se alegró con la presencia de un nuevo ángel; Libia ahora cuidaría a Mariana desde lo alto.

Resulta importante destacar que, ya desde la más tierna infancia, la conexión entre madre e hija era sumamente especial. La joven define a su madre como su mejor amiga, la persona que la acompañaba, aconsejaba y amaba siempre, bajo cualquier circunstancia. Libia no fue solo madre, sino también padre, de Mariana, e hizo un trabajo increíble en su labor. Mujer de fe, bondadosa, alegre y dedicada, dejaría un vacío no fácil de llenar.

A partir de este momento, se produciría un antes y un después en la vida de Mariana. Tras perder –solo físicamente- al ser que más amaba, Mariana entendió que la vida es solo una. Y que puede cambiar, literalmente, en cuestión de segundos. Por ello hay que aprovechar cada instante: amar hoy, reír hoy, perdonar hoy. Verdaderamente, el mañana es un territorio muy incierto como para plantar en él nuestros sueños y esperanzas.

Lógicamente, el blog Mariana US fue el primer testigo de esta evolución de filosofía tan radical. Ahora veremos un contenido mucho más motivacional, espiritual, centrado en la superación personal. Su consigna principal es vivir el HOY, el instante presente, – que a fin de cuentas es el único que tenemos-.  Lo cierto es que ahora podemos disfrutar de un blog mucho más humano, escrito por una persona que enfrentó difíciles circunstancias y busca compartir un poco de su aprendizaje.

Por supuesto, Mariana también nos brinda material variado: tips de belleza, recomendaciones de productos, reseñas de viaje… pero todo cargado con esta hermosa filosofía, con la dosis justa para dejarnos con la inspiradora sensación de que sí se puede. De que la felicidad reside en el hoy. Y sobre todo, de que no tenemos tiempo que perder.

 

Escrito por Valentina Santos.