Entrevista: Dos años de DACA con el dreamer Antonio Castañon

Jose Aristimuño, Fundador

El programa de Acción Diferida permitió al dreamer Antonio Castañon trabajar legalmente y no preocuparse por ser deportado.

Esta semana, para poner en perspectiva a los “soñadores”, cuales este 15 de junio cumplen dos años desde que la Acción Diferida (conocida como DACA por su siglas en Ingles) fue aprobada, entrevistamos en exclusiva a uno de sus beneficiarios, Antonio Castañon.

Castañon, nacido en México y actualmente con 24 años de edad, emigró a los Estados Unidos en el 2001 con solo 11 años. Según Castañon, su madre enfrento muchas adversidades en su país natal, ya que “la economía no daba muchas oportunidades de empleo y ella era una madre soltera.”

Con esperanzas de tener una vida mejor en los Estados Unidos, Castañon y su madre decidieron establecer un hogar en el estado de Georgia.

“Al llegar a los Estados Unidos, comencé a atender la escuela, y rápidamente demostré mis capacidades académicas. Dentro de un semestre, fui colocado en clases avanzadas de matemáticas y ingles. Al ver esto, mi madre decidió aplicar por la residencia por medio de mi abuelita – la cual ya había sido una residente legal por varios años”, señalo Castañon.

“Después de consultar abogados y llenar el papeleo, estábamos en nuestro camino a un estatus permanente. Pero unos meses antes de nuestra prevista aprobación, mi abuelita se enfermó y últimamente falleció. Perder mi “segunda” madre de una forma tan repentina dolió muchísimo, pero para hacer las cosas peor, fuimos informados que por la muerte de nuestro patrocinador nuestra aplicación ya no era valida. Sin otra opción, mi madre y yo decidimos quedarnos de forma indocumentada y seguir persiguiendo el sueño Americano”, agrego Castañon.

–¿De qué forma te ha beneficiado DACA?

–DACA me a permitido tener el lujo de trabajar legalmente y no preocuparme por ser deportado. Antes de DACA, cada vez que me encontraba detrás del volante sabia que podría ser parado por la policía y consecuentemente ser deportado del país que considero mi hogar. También, finalmente puedo tener un trabajo del cual me siento orgulloso – antes de tener un permiso de trabajo no solo no podía utilizar mi bachillerato, pero hasta veces nadie me daba trabajo.

Antonio, cual tiene planeado renovar su Acción Diferida y gasto cerca de $1000 en ayuda legal y las cuota de inmigración, no buscara ayuda legal a través de un abogado privado. En vez, Luna buscara “ayuda con Own The Dream, un programa de United We Dream que da ayuda gratuita a las personas que quieren aplicar para DACA.”

Actualmente, Antonio trabaja para el departamento de organización de la AFL-CIO, al igual que es un coordinador para United We Dream. Inclusive, Antonio espera regresar a la escuela en los próximos anos para seguir expandiendo su conocimiento y así poder aportar mas a su comunidad.

–¿Por qué crees que no se ha pasado la Reforma Migratoria? ¿Quién tiene la culpa?

–Creo que la reforma migratoria no ha pasado por que una gran parte de los políticos están más interesados en juegos políticos que en soluciones de sentido común  y en alcahuetear a extremistas xenófobos que en escuchar a la mayoría del publico Americano. La única solución para estos dos problemas es que nuestras comunidades comiencen a educarse a si mismas sobre estos problemas, que comiencen a organizarse para educar a su vecinos, amigos, y compañeros de trabajo, y que tengamos la responsabilidad civil de votar por personas que quieren llegar a soluciones reales que respeten la humanidad y dignidad del ser humano.

–¿Qué significa para ti “El Sueño Americano”?

–Para mi El Sueño Americano significa poder levantarme cada mañana con la frente en alto y esforzarme en servir a mi familia, comunidad, y país. Esto puede tomar varias formas: uno puede voluntarear como coach de fútbol en las ligas de niños, puede dar un fin de semana ayudando en el refugio de pobres, o organizando a la comunidad en las tardes por justicia social.

Castañon, cual se pudo graduar de Birmingham-Southern College en el 2012 con un bachillerato en bioquímica,  con ayuda de becas institucionales, y es el fundador de Youth Coalition for Immigration Reform, un grupo juvenil en Georgia con el propósito de asistir y educar a la comunidad sobre los problemas de justicias social y derechos del inmigrante, aspira seguir siendo un servidor de su comunidad.

Inclusive, Castañon espera que ya pronto su madre también pueda acceder a un alivio temporal o a la residencia permanente, por medio de una acción ejecutiva por el Presidente Obama o una ley del Congreso de Estados Unidos.

José Aristimuño es el Fundador de Latino Giant, una organización que motiva y empodera a millones de Latinos en los Estados Unidos a que realicen el Sueño Americano.

Este artículo fue publicado originalmente en Hola Ciudad.